Entrevista a Adrià Fruitós

Descubre la historia y el trabajo de Adrià Fruitós, un ilustrador español que emigró Estrasburgo, Francia, donde trabaja y reside actualmente.

|

13 de junio de 2013
Adrià Fruitós. Adoption pour les familles gays ? Revue Pèlerin. 2013

Adrià Fruitós. Adoption pour les familles gays ? Revue Pèlerin. 2013

Adrià Fruitós nació en Bacerlona en 1984. Tras finalizar sus estudios en la Escola Massana, estudió durante unos meses la École Superieure des Arts Decoratifs de Estrasburgo, Francia, donde reside actualmente.

Trabaja principalmente en el ámbito editorial para periódicos y revistas, agencias de publicidad y editores de todo el mundo. Entre sus clientes más destacados encontramos a The New York Times, Le Monde, Liberation o Minute Maid. También ha participado en numerosas exposiciones colectivas.

Su trabajo destaca por su versatilidad y capacidad de adaptación a distintos tipos de clientes y encargos. Mediante el uso del collage, los medios tradicionales y los digitales, Adrià consigue moverse por distintos estilos que confieren a su portfolio una propiedad de todoterreno, lo que le permite abrazar distintas maneras de ilustrar y de comunicar.
A pesar de ello, en sus últimos trabajos se puede observar una tendencia hacia una ilustración más conceptual, donde las composiciones se simplifican y los mensajes a transmitir son más potentes.

Adrià, igual que muchos otros, emigró hace unos cuantos años y ahora vive y trabaja en otro país. En esta entrevista, además de adentrarnos en su trabajo, conoceremos su historia y experiencia al emigrar.

No te olvides: al final de la entrevista podrás encontrar la pregunta formulada por Adrià Fruitós y que podrás contestar en los comentarios.

Adrià Fruitós. Executive Women. Lola Magazine. 2012

Adrià Fruitós. Executive Women. Lola Magazine. 2012

Estudiaste en Barcelona, luego en Estrasburgo y pasaste una temporada en Bélgica. ¿Cómo conseguiste abrirte camino en el mundo de la ilustración profesional? 

Una vez terminé los estudios artísticos seguí creando proyectos personales y participando a concursos de ilustración alimentando de este modo mi portafolio.
Al haber vivido al extranjero muy joven y en solitario hizo que perdiera mi timidez y el miedo a ir al encuentro del desconocido. A mi vuelta a Barcelona en 2007 no tardé en ir al encuentro de algunos editores y mi primer encargo serio llegó con relativa facilidad. Desde entonces los encargos se han ido sucediendo uno tras otro, cada vez con menos necesidad de ir a buscar yo mismo los clientes.

Adrià Fruitós. Le grand déballage du Mage. Libération. 2012

Adrià Fruitós. Le grand déballage du Mage. Libération. 2012

¿Qué motivos te llevaron estudiar y trabajar fuera de España? ¿Qué dificultades encontraste?

Pensaba mucho en la posibilidad de viajar al terminar mis estudios. Paris era mi objetivo por su reputación artística del momento. Durante el ultimo año de estudios del Ciclo Formativo Superior de Ilustración, que realizaba en la escuela de arte La Massana, la oportunidad de hacer un Erasmus se presentó. Arnal Ballester, entonces uno de mis profesores, me aconsejó la ESAD (École Superieure des Arts Décoratifs) en Estrasburgo, por su buena reputación y su diversidad en cuanto a disciplinas artísticas. Estrasburgo no sonaba a París pero me lancé.
Al llegar a la ciudad, las dificultades principales fueron la barrera del idioma y con ello el sentimiento de soledad. Pero nada grave que no se pudiera remediar con el tiempo.
Aterricé en la sección de ilustración de la ESAD donde compartí clase con alumnos muy motivados y talentosos. Algunos hoy son conocidos ilustradores cómo Laurent Moreau, del cual habláis en la sección “Autores” de Crean. También Fanny Blanc a la que presentáis en la misma sección pasó por la misma escuela posteriormente. De hecho Estrasburgo es un nido de ilustradores, puedes cruzarte con uno en cada esquina.
Al finalizar el periodo de Erasmus en Estrasburgo y mis escapadas en París me instalé por unos meses en Brúcelas. Allí fue donde empecé a trabajar mis imágenes con la clara intención de presentarlas posteriormente a los editores para empezar mi carrera profesional.

Adrià Fruitós. No Country for Old Age. The New York Times. 2013

Ahora vives y trabajas en Estrasburgo. ¿A grandes rasgos, cómo definirías el mercado de la ilustración en Francia?

El mercado de la ilustración francés es enorme y en general de calidad pero, en mi opinión, ligeramente saturado, sobretodo el sector de la ilustración infantil y juvenil. En Francia hay multitud de buenas escuelas de arte y esto genera muchos ilustradores y grafistas capacitados para trabajar profesionalmente rápidamente al terminar los estudios. Los editores son abundantes pero no suficientes para dar trabajo a todos.
Los que habéis visitado la feria del libro juvenil que se celebra en Montreuil-Paris os habréis dado cuenta que los ilustradores se convierten en hormigas que se pellizcan entre la multitud para poder hablar con un director artístico. No es fácil abrirse camino entre el hormiguero.
El sector de la ilustración de prensa, con el cual personalmente tengo mas trato, es igualmente abundante pero hay que tener paciencia para obtener los primeros contactos.

Adrià Fruitós. España economía anarquista. Proyecto personal. 2013

Adrià Fruitós. España economía anarquista. Proyecto personal. 2013

A nivel fiscal, ¿cómo es la situación de un ilustrador autónomo en Francia? ¿Qué diferencias remarcables crees que hay entre Francia y España?

Estoy dado de alta cómo ilustrador autónomo en Francia desde 2008 y no pago la tasa mensual de alrededor 255 euros como hacía en España. No cotizamos sobre una base mínima cómo en España, las cotizaciones se pagan según los beneficios obtenidos. Sobre la facturación la cuota se calcula aplicando alrededor de un 15% para las profesiones liberales. Las coberturas que se incluyen en esta cotización son la asistencia sanitaria, jubilación, incapacidad temporal y pensiones de viudedad e invalidez. Un autónomo en Francia no paga impuestos ni tasas durante el primer año de actividad, eso permite lanzarse con mas facilidad.
En Francia existe el estatuto de artista, es decir que cualquier persona que se gana la vida con sus creaciones artísticas es reconocido y valorado cómo un profesional. Para los ilustradores existe un organismos especifico llamado AGESSA donde debemos estar afiliados si sobrepasamos el mínimo de beneficios anuales establecido por el estado. Este organismo se ocupa de aplicar la cuota para las coberturas sociales mencionadas anteriormente.
En resumen: un autónomo francés paga según lo trabajado y no por el solo echo de ser autónomo como en España. E aquí la gran diferencia y uno de los motivos por los cuales no vuelvo a mi amada Barcelona.

A nivel de ayudas sociales y becas hay varias opciones, por ejemplo entre otras, existe una ayuda para pagar los alquileres (Aide au Logement) o el RSA (Revenu de solidarité active), un subsidio diseñado para las personas en busca de un empleo o con recursos económicos bajos.
La mayoría de ciudadanos pueden beneficiar fácilmente de este tipo de ayudas si sus ingresos son limitados.

Adrià Fruitós. The Times reinvents the boring banner Ad. Adweek Magazine. 2013

Adrià Fruitós. The Times reinvents the boring banner Ad. Adweek Magazine. 2013

¿Hasta ahora, qué destacarías de todo lo aprendido durante tu experiencia en el extranjero?

A nivel personal el aprendizaje de la vida fue enorme y a nivel profesional puedo decir que me abrí hacia nuevas perspectivas, ideas, objetivos… El hecho de conocer otros métodos de trabajo, estilos, formas de pensar y de proceder me enriqueció y me influenció sobre mi propia labor. Estoy convencido que si no hubiera vivido al extranjero mi trabajo hubiera evolucionado de otra forma.

Adrià Fruitós. J.C. Skyway. Infectious. 2012

Adrià Fruitós. J.C. Skyway. Infectious. 2012

Tu trabajo ha sido publicado en distintos países como Estados Unidos, Inglaterra, Francia o España. ¿Qué diferencias encuentras entre los diferentes mercados?

No destacaría diferencias relevantes entre los mercados editoriales con los que he tratado. A menudo en todos los países encontramos el mismo tipo de productos editoriales. He trabajado, por ejemplo, para revistas femeninas en España, Francia y Brasil, las tres parecían ser la misma por su contenido y gráficamente. Pienso que la diferencia se hace en la calidad del proyecto en cuestión y en el contacto establecido con cada director artístico y editor, es aquí donde se juega la calidad del trabajo y del producto final y con ello del mercado que lo envuelve.
Igualmente en cuestión de economía, en todas partes hay clientes que pueden pagar mejor que otros. No creo que haya un país líder en cuanto a mejores remuneraciones. Esto depende de cada cliente y sector, por ejemplo la ilustración de prensa y la publicitaria es mucho mas interesante económicamente hablando que el sector editorial juvenil. Eso no significa que si ilustramos para un periódico Griego ganaremos mas que si publicamos un libro infantil en Alemania, todo es relativo.

Adrià Fruitós. Head to Head. The Tablet Magazine. 2012

Adrià Fruitós. Head to Head. The Tablet Magazine. 2012

¿Qué le aconsejarías a un ilustrador que quiera internacionalizarse?

De entrada hay que tener una base mínima de idiomas para comprender al cliente extranjero y sin duda para poder leer correctamente los textos que ilustramos.
Presentar un portafolio en forma de Web con las informaciones en inglés puede ayudar para atraer clientes extranjeros. El inglés es uno de los idiomas mas internacionalizados de modo que con él podemos contactar multitud de países.
Contar con un buen agente que represente tu trabajo al extranjero es una buena forma para internacionalizarse. Las agencias de ilustradores son cada vez mas abundantes y muy perseguidas por parte de los ilustradores por la capacidad de difusión que ofrecen.
Actualmente mi trabajo lo representa Good Illustration Agency, basados en Inglaterra y por Illozoo Agency, en Estados Unidos. Me han proporcionado clientes extranjeros a los que no hubiera tenido acceso sin su intervención.
Desde hace poco tiempo yo mismo soy el representante de la nueva agencia Illozoo a nivel Francés y ya tengo mi bandeja de entrada saturada de mails de ilustradores en busca de un representante.

Adrià Fruitós. Festas de Lisboa. EGEAC. 2012

Adrià Fruitós. Festas de Lisboa. EGEAC. 2012

Has trabajado para prensa, libros, publicidad e incluso en alguna animación. ¿Hay algún medio en el que te encuentres más cómodo? ¿Por qué?

Disfruto mucho trabajando para prensa, sobretodo para los periódicos, me gusta el hecho de trabajar con urgencia. Cada encargo es un “problema” que hay que comprender y solucionar con astucia. Un intercambio inmediato de ideas y propuestas se impone entre el ilustrador y el director artístico. He aprendido mucho de estos momentos.
Al tener una deadline muy corta me obliga a ser eficaz y creo que es entonces cuando me vienen las mejores ideas. Desde que trabajo con regularidad para los periódicos franceses Le Monde y Libération mi trabajo ha dado una vuelta hacia una ilustración mas grafica y con un mensaje mas fuerte, un estilo al cual me siento a gusto e identificado.
Por otra parte la ilustración de prensa esta muy bien pagada en relación al tiempo de trabajo.

Adrià Fruitós. Europa auto-destructiva. Revista El Malpensante. 2012

Adrià Fruitós. Europa auto-destructiva. Revista El Malpensante. 2012

Entre tus clientes se encuentran revistas destinadas a distintos públicos, desde revistas dirigidas al público femenino, publicaciones de contenido deportivo o incluso religioso. ¿En qué medida el lector objetivo condiciona tu trabajo?

No tengo la impresión de sentirme condicionado por el lector ya que el editor hace la función de filtro entre mis propuestas y las intenciones de la revista. Es precisamente el editor quien puede condicionar mi trabajo directamente en caso que rechace mis propuestas cuando yo estoy convencido con ellas. A veces puede que mi opinión no encaje al 100% con la del universo del cliente, entonces me veo obligado a ajustar mis propuestas para, por ejemplo, dar un mensaje mas neutro o mas suave sobre el tema que estamos tratando, evitando así escandalizar demasiado al lector. Ocurre sobretodo con los artículos relacionados con política y religión, hay que andar con pies de plomo para no ofender.
Cuando hay que adaptarse para satisfacer a todo el mundo el intercambio de propuestas es mas penoso pero casi siempre conseguimos llegar a un acuerdo quedando todos satisfechos con la ilustración y el mensaje final.

Adrià Fruitós. Trades. Omnicom Media Group. 2012

Adrià Fruitós. Trades. Omnicom Media Group. 2012

Utilizas tanto el collage como los medios tradicionales y digitales. ¿Qué papel juega cada técnica?

Mi trabajo siempre es finalizado por vía informática. En algunos proyectos es mas evidente que en otros según la cantidad de medios tradicionales aportados inicialmente a la imagen. Cómo comenté anteriormente cuando trabajo para la prensa utilizo menos las técnicas tradicionales ya que la imagen debe estar lista rápidamente y si hay modificaciones que efectuar podría ser un problema. Según el encargo y el tiempo del que dispongo adapto mis procedimientos. Para los proyectos destinados al publico infantil y juvenil tengo tendencia a probar e investigar mas mezclando técnicas tradicionales ya que normalmente dispongo de una deadline mucho mas flexible y puedo permitirme este juego.

Adrià Fruitós. En Egypte, La revanche de Moubarak. Le Monde. 2012

Adrià Fruitós. En Egypte, La revanche de Moubarak. Le Monde. 2012

Aparecen nuevos medios y soportes donde la ilustración tiene cabida. ¿Crees que hoy en día la versatilidad es un valor en alza para un ilustrador?

Efectivamente como mas al día estemos sobre los nuevos soportes para la edición de imágenes mejor. Cómo en todos los oficios hay que adaptarse a las novedades del mercado para ampliar sus posibilidades de cara a los posibles futuros clientes.

Adrià Fruitós. Le vote, une expérience démocratique. Le Monde. 2012

Adrià Fruitós. Le vote, une expérience démocratique. Le Monde. 2012

Cuéntanos cómo es un día de trabajo de Adrià Fruitós.

En general me levanto sobre las 6h y las 7h, no por placer, soy papá desde hace poco tiempo. Alrededor de las 8h30 salgo en bici hacia mi estudio, cuando me toca haciendo un stop a la guardería. Sobre las 9h llego al Bastion 14, donde se encuentra mi estudio, un antiguo centro de comunicaciones militar de 1870 que el ayuntamiento de Estrasburgo rehabilitó en talleres y estudios para los artistas. En mi estudio somos cinco ilustradores compartiendo el espacio.
Ya delante mi ordenador me doy cuenta que siempre hay mails que responder. Entre los mails, las actualizaciones en mi Web y Blog con mis últimos trabajos y el maldito Facebook el tiempo pasa y todavía no he dibujado nada !
Una vez concentrado empiezo a trabajar con los encargos mas urgentes dejando los demás para mas tarde, de modo que los que no eran urgentes llegan a ser urgentes al día siguiente. Sin embargo siempre me las arreglo para respetar las entregas sin tener que trabajar a menudo por la noche o los fines de semana.
Por la tarde, cuando dejo el estudio, intento seguir atento a mis mails, cómo tengo algunos clientes habituales en Estados Unidos puedo recibir encargos a lo largo de la tarde y noche a causa de la diferencia horaria.

Bastion 14. En el interior se encuentra el estudio de Adrià Fruitós

Bastion 14. En el interior se encuentra el estudio de Adrià Fruitós

¿Qué crees que hay que tener en cuenta para mantenerse vivo como ilustrador profesional?

Ser honesto con sus ideas y no esclavo de su editor.

Adrià Fruitós. Tan Cerca, Tan Lejos. Revista Panenka. 2013

Adrià Fruitós. Tan Cerca, Tan Lejos. Revista Panenka. 2013

Según tu propia experiencia, ¿cuáles son las principales dificultades a las que se enfrenta un ilustrador novel?

La falta de experiencia puede llevar a negociar mal sus primeros contratos y a no saber defender correctamente su trabajo ante un editor. Al inicio queremos a toda costa publicar donde sea y cómo sea, eso nos lleva a menudo a error. Sin embargo creo que es necesario pasar por esta fase para mejorar y aprender de estos errores. Si lo hiciéramos todo perfecto desde el inicio, no solamente daríamos un poco de rabia, sino que nos saltaríamos todas las etapas necesarias para aprender y evolucionar.
Por otra parte, volviendo al tema de los autónomos, en España es angustioso tener que asumir las cuotas de autónomos cuando uno es ilustrador novel, no es fácil.

Adrià Fruitós. Suceur de pouce. Phileas & Autobule Magazine. 2012

Adrià Fruitós. Suceur de pouce. Phileas & Autobule Magazine. 2012

¿Qué objetivos tienes a medio y largo plazo?

Seguir viviendo de este oficio lo máximo que pueda realizando proyectos que me lleven a aprender cosas nuevas en cada ocasión.
 

Adrià Fruitós pregunta:
Y tú, ¿Por qué quieres ser ilustrador?
Puedes contestar directamente en los comentarios.

__
Web del autor:
www.adriafruitos.com

Crean
Crean
Crean es un medio entre la ilustración y los ilustradores. Un puente de acceso al mundo de la ilustración entendida como una manera de comunicar.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>