Entrevista a Craig Frazier

En esta entrevista Craig nos ha abierto sus puertas de par en par para que podamos gozar y aprender de sus conocimientos y, sobretodo, de su experiencia.

|

21 de marzo de 2013

|

Fotografía por Kirk Citron

Craig Frazier comenzó su carrera como diseñador en 1978, obteniendo numerosos premios y siendo conocido internacionalmente por su extensa y exitosa obra. No obstante, en 1996 decidió dar un giro a su carrera profesional reduciendo su práctica como diseñador para centrarse específicamente en su labor como ilustrador.

Desde su estudio en San Francisco trabaja mayoritariamente en ilustración corporativa y editorial junto a grandes estudios de diseño internacionales, grupos editoriales y agencias de publicidad. Entre sus clientes pueden encontrarse New York Times, Time Magazine, Fortune, Business Week, Harvard Business Review, Wall Street Journal, Adobe, American Express, Boeing, Chevrolet, Deloitte, MasterCard, Navigant, The Royal Mail, United Airlines o el servicio postal de Estados Unidos, por nombrar sólo unos pocos.
Combinando estos trabajos, Craig también ha publicado numerosos libros infantiles y alguna que otra novela ilustrada, realiza animaciones habitualmente y hasta ha diseñado y editado una monografía, The Illustrated Voice, que sirve como herramienta para jóvenes ilustradores y diseñadores para desarrollar mejor su trabajo.

Su obra es clara y memorable, sencilla e ingeniosa.
Sus ilustraciones no solo son una muestra de una buena resolución técnica conseguida a través de la geometría, la reducción figurativa y el buen gusto por la composición tanto espacial como cromática, sino que están llenas de brillantes ideas, dobles sentidos y juegos visuales con los que conversar de tú a tú con el espectador, haciéndole reflexionar e invitándolo a solucionar la narración para encontrar el concepto por su cuenta.

Craig ha sabido aplicar perfectamente su filosofía y sus conocimientos como diseñador para apostar por una ilustración ampliamente comunicativa, lograda mediante la sencillez gráfica y llevando el valor conceptual como bandera hacia su nuevo exito como ilustrador.

En esta entrevista nos ha abierto las puertas de su “yo” de par en par para que podamos gozar de sus conocimientos y experiencias.

No te olvides: al final de la entrevista podrás encontrar la pregunta formulada por Craig y que podrás contestar en los comentarios.

Craig Frazier. Two sides of investing Bloomberg Business Week. 2011

Craig Frazier. Two sides of investing. Bloomberg Business Week. 2011

Comenzaste tu carrera como diseñador gráfico en 1978, hasta que en 1996 decidiste centrarte únicamente en la ilustración, ¿a qué se debió ese cambio?

Fue una combinación de dos factores. En primer lugar, yo emprendí un estudio de diseño que, debido a su éxito, requirió que mi trabajo fuese el de vendedor, negociador y administrador durante el día y diseñador por las noches. Mis hijos eran pequeños en aquel momento y me di cuenta que estaba siendo tragado por la bestia y perdiéndome su infancia.
En segundo lugar, yo dirigía a una gran cantidad de fotógrafos e ilustradores para los proyectos que diseñaba y parecían estar quedándose con toda la diversión de crear imágenes y expresarse artísticamente. Por el contrario, estaba tratando de ser un diseñador “transparente” y no imponer ningún tipo de estilo personal a mis clientes (me parecía apropiado para esas imágenes a página completa que encargaban). No me parecía un gran salto de profesión porque siempre había estado allí a media jornada. A decir verdad, sentía que tenía más que decir, quería hacer un poco de ‘diseño ilustrado” y no tenía miedo a dibujar, sólo quería el cambio.
Estos dos factores me hicieron tomar la decisión que tuvo gran impacto en mi vida en términos de creatividad, estrés y libertad. Realmente fue un reinicio de mis negocios.

Craig Frazier. LucasArts, diseño de logotipo. 1994

Craig Frazier. LucasArts, diseño de logotipo. 1994

Craig Frazier. Mill Valley Film Festival. Cartel. 1992

Craig Frazier. Mill Valley Film Festival. Cartel. 1992

¿Cómo fueron tus primeros pasos como ilustrador? ¿Cuáles eran los encargos?

Mis primeros trabajos reales fueron encargos por mi propio estudio de diseño. En los dos últimos años de vida de mi estudio, cuando ya estaba considerando seriamente el cambio definitivo, diseñé e ilustré tres grandes proyectos. Dos anuales y un folleto para Oracle Computers. Me demostré a mi mismo que podía ilustrar y lo encontré muy satisfactorio.

Craig Frazier. Oracle Corporation. 1998

Craig Frazier. Oracle Corporation. 1998

Craig Frazier. Symantec Corporation. 1998

Craig Frazier. Symantec Corporation. 1998

Entonces diseñé unos folletos promocional de varias piezas en los que mostraba mi naciente estilo y los envié a distintas agencias, estudios de diseño y editoriales de todo el país. Inmediatamente tuve una gran cantidad de encargos como el de una empresa de servicios públicos, un proyecto sobre la atención a la salud, una cubierta para el Atlantic Monthly y otra para la revista Time por ejemplo.

Craig Frazier. Time Magazine. Portada.1994

Craig Frazier. Time Magazine. Portada.1994

Como ilustrador, ¿qué te ha aportado el diseño gráfico?
Me ha dado una comprensión más amplia del contexto en el que conviven las ilustraciones, cómo se asocian con la escritura, el diseño y cómo hacen un esfuerzo colectivo para comunicar. También me ha dado 20 años de experiencia en como llevar un negocio, conseguir trabajos, negociar, hacer contratos y promocionarse a uno mismo. También me ha dado las herramientas necesarias para comunicarme mejor con mis clientes. Ahora puedo ayudarlos a vender mejor mi trabajo a otros clientes, entiendo el trabajo de un diseñador.

Como comunicador, me acerco a una ilustración desde fuera hacia dentro, entendiendo el propósito y los objetivos que ésta tiene que cumplir. Este trabajo es más grande que un simple dibujo en una página y esto lo sé por el hecho de haber sido diseñador. Estoy intrínsecamente interesado en la influencia que tiene una ilustración para cambiar la percepción de alguien. Ésto es un principio del diseño, no necesariamente un principio de la ilustración. Todavía hay ocasiones en las que diseño e ilustro cosas como carteles, sellos y los libros de mis hijos. El interés y la capacidad para diseñar no ha cambiado.

Craig Frazier AIDSwalk. Cartel. 1998

Craig Frazier AIDSwalk. Cartel. 1998

Craig Frazier. Cartel auto-editado. 2001

Craig Frazier. Cartel auto-editado. 2001

Craig Frazier. Santa Cruz Guitar. Cartel. 2002

Craig Frazier. Santa Cruz Guitar. Cartel. 2002

Craig Frazier. Sellos para USPS. 2011 y 2012

Craig Frazier. Sellos para USPS. 2011 y 2012

¿Cuales crees que son las grandes diferencias entre el diseño y la ilustración?

Como diseñador tienes que tener una visión holística de todo el encargo: cómo funciona la copia, cómo funciona visualmente el trabajo, cómo lo hace el diseño, y lo más importante, cómo todo ese conjunto funciona para la empresa en términos de comunicación, branding, marketing y competencia. El diseñador tiene la enorme responsabilidad de guiar y aconsejar a sus clientes. [pullquote]“El ilustrador tiene la necesidad y el lujo de la soledad”[/pullquote]El ilustrador editorial tiene únicamente responsabilidad sobre la página y el texto que ilustra. En ilustración corporativa, a menudo el ilustrador puede desempeñar un papel más importante en cuanto a la estrategia de la compañía y su mensaje, o al menos esa ha sido mi experiencia.

Viniendo del mundo del diseño, me es difícil desconectar mi parte de diseñador en cualquier situación. Hago muchas preguntas. El trabajo de diseñador es mucho más amplio e integral, la gestión del proyecto va desde el presupuesto hasta el mensaje, la impresión o contratar vendedores. Hay un gran número de tareas en las que el diseñador tiene que ser experto, muchas de ellas transparentes en el producto final. Diseñar requiere reflexionar profundamente sobre el negocio de tu cliente si quieres ser eficaz. Los diseñadores tienen que ponerse buenas ropas e ir a reuniones.

El ilustrador tiene la necesidad y el lujo de la soledad. El trabajo es muy personal, consciente y hecho a mano. En cualquier momento estás centrado en una cosa, una línea de bolígrafo o un mensaje. La oportunidad de auto-expresarse y desarrollar tu estilo es 10 veces mayor que la de un diseñador. El ilustrador es, o debería, ser contratado por su manera de pensar y por su punto de vista único expresado en sus ilustraciones. Ilustrar se parece mucho más a un esfuerzo atlético por el que te tienes que levantar y practicar, básicamente la misma cosa, todos los días. Al final vas mejorando en ello.

Craig Frazier. Real of absurd possibilities. Realm Cellars. 2009

Craig Frazier. Real of absurd possibilities. Realm Cellars. 2009

Hace poco me pidieron hacer una ilustración para nuestro fondo de comercio local (Goodwill), que es una organización sin ánimo de lucro que se mantiene con pequeñas donaciones y de lo que revenden en su tienda. En definitiva, no pude hacer un trabajo eficaz solamente con una ilustración.
Mi evaluación fue que necesitaban una solución completa de diseño, redacción e ilustración.
El mensaje que ellos querían que ilustrase simplemente no les ofrecería una solución que afectase a la empresa. Tenían una oportunidad única ya que poseían una flota de unos 50 camiones que necesitaban imagen en los tres paneles. Volví a contactar con ellos con una propuesta completa que sugería que en los camiones se mostrase 9 mensajes diferentes con la representación de los diferentes productos que reciben y revenden. La idea era cambiar la percepción de Goodwill, como una vieja tienda de segunda mano a una alternativa viable a Target y otras tiendas de venta a bajo precio de ese tipo.

Mi propuesta fue aprobada ampliamente por la organización y dediqué varios meses a diseñar los paneles para los camiones. La solución requería que crease unas 100 siluetas de objetos cotidianos como camisas, zapatos, libros, gafas y muebles.
Escribí, diseñé y produje la campaña al completo. Cada artículo necesitaba ser extremadamente simple y escalable a cualquier tamaño.

Los camiones están empezando a salir a la carretera y su acogida ha sido fantástica.
Ahora estamos planeando otras aplicaciones de la campaña en anuncios, imágenes para la tienda y publicidad.
Ha sido un trabajo muy divertido y gratificante por ser capaz de afectar a la imagen de la empresa de una manera tan dramática.

Craig Frazier. Flota Goodwilll. 2012

Craig Frazier. Flota Goodwilll. 2012

Craig Frazier. Anuncio Goodwilll. 2012

Craig Frazier. Anuncio Goodwilll. 2012

Craig Frazier. Anuncio Goodwilll. 2012

Craig Frazier. Anuncio Goodwilll. 2012

Tus ilustraciones parecen estar ambientadas en un mundo onírico con situaciones descontextualizadas y surrealistas, ¿en qué ayudan esas situaciones a la transmisión del concepto?

Gran parte de mi trabajo proviene de publicaciones sobre el mundo financiero y empresarial como Wall Street Journal o Harvard Business Review, donde el contenido suele tratar temas intangibles como el riesgo, retorno o aspectos de administración. Veo que mi función es ser narrador, animador y persuasor. En el ámbito editorial muchos de los textos necesitan ser sintetizados en una imagen con fuerza para poder interesar al lector. Se benefician de una ilustración que transforma el texto en términos que son más fáciles de entender y que a menudo son, francamente, más interesantes que éste. Son aditivos.

En el ámbito empresarial, a menudo trato de sugerir que la empresa piensa (y actúa) de manera diferente a sus competidores. Este es el trabajo del escritor y el diseñador, dar a conocer la imagen de una compañía con una luz nueva y diferenciadora. A veces es más creíble mostrar que ves las cosas de forma diferente que afirmar que eres mejor que tu competencia. Haciendo una ilustración memorable reflejas positivamente la imagen corporativa. Haciendo un montón de imágenes distintas construyes su marca.

Craig Frazier. Anuncio en aeropuerto, ilustracion para Navigant. 2008

Craig Frazier. Anuncio en aeropuerto, ilustracion para Navigant. 2008

Craig Frazier. Pencil. The Wall Street Journal. 2001

Craig Frazier. Pencil. The Wall Street Journal. 2001

Craig Frazier. Puzzle. New York Times. 2011

Craig Frazier. Puzzle. New York Times. 2011

A lo largo de tu obra podemos ver el uso de muchos recursos literarios propios de la poesía, ¿qué paralelismos encuentras entre comunicarse a través de la ilustración y a través de la poesía?

Todas estas aplicaciones involucran al lector a participar y a aportar su propia experiencia de lo que ven. Es la piedra angular de mi trabajo y la clave para hacer un trabajo con valor real para mis clientes. Trato de hacer algo más que un buen dibujo, trato de provocar una actividad intelectual que haga que el lector sea el propietario de su significado. Estoy interesado en cambiar las diapositivas de nuestra mente, presentar contradicciones que parezcan posibles, cosas en el lugar equivocado pero a su vez en el correcto, situaciones que hacen real lo imposible. El momento en el que el espectador se sorprende por algo que no está en el lugar que espera, es el momento en el que has capturado su interés y abres su imaginación.

Craig Frazier. Escaping the crowth crisis. Harvard Business Review. 2002

Craig Frazier. Escaping the crowth crisis. Harvard Business Review. 2002

Craig Frazier. Partnership. Navigant. 2000

Craig Frazier. Partnership. Navigant. 2000

En la mayoría de tus ilustraciones aparece un personaje, ¿porqué usar al ser humano como protagonista?

Porque está vivo y todos nos podemos relacionar con él. Busco personas que se vean reflejadas en esas situaciones. Las historias que quiero contar son sobre pequeños momentos de nuestras vidas, pequeñas cosas que hicimos o podrían pasar. Busco que te conviertas en el personaje por un momento. Esa es la diferencia entre una imagen y una historia.

¿Qué relación crees que tiene que haber entre el espectador y la imagen? ¿Cómo intentas llegar a crear esa relación?

[pullquote]“Lo que queda fuera de la imagen es tan importante como lo que pones dentro”[/pullquote] El espectador tiene que tener una razón por la que preocuparse por la historia. Tiene que haber algo visual o intelectualmente atractivo de la ilustración para involucrarlos. Tiene que verse bien y hacer pensar bien. La historia que se cuenta es lo que nos mantiene allí. El uso de la ironía y el ingenio les da la oportunidad para resolver el acertijo, reírse y relacionarse con la historia de alguna manera. Después de que el espectador haya consumido la ilustración, quiero que tenga la sensación de que le pertenece, que ha participado en la narración de la historia. Es lo mismo que cuando encuentras una buena canción, sientes como si el compositor estuviese hablando de tu vida. Es por eso que Bruce Springsteen sigue siendo tan popular a nivel mundial, habla en símbolos universales y cuenta historias sobre todos nosotros. Podemos vernos a nosotros mismos en sus canciones.

Craig Frazier. Hemishphers Inflight Magazine, United Airlines. 2000

Craig Frazier. Hemishphers Inflight Magazine, United Airlines. 2000

Craig Frazier. Trabajo personal. 2011

Craig Frazier. Trabajo personal. 2011

“Lo que queda fuera de la imagen es tan importante como lo que pones dentro”, explícanos esta frase.

El objetivo de una ilustración es brindar claridad al mensaje para que sea más fácil de entender. La mejor comprensión ocurre cuando participamos en la narración de la historia. La “vaguedad” de mis ilustraciones es por diseño, dejo esa puerta abierta y te invito a que tengas tu propia experiencia con ella. Es la diferencia entre un monólogo y un diálogo.
Toma como ejemplo la ilustración en la que aparece un hombre que sostiene un papel con formas de nubes recortadas en el centro y mirando hacia un cielo lleno de nubes. Si realmente te mostrara como ha puesto esas nubes en el cielo te estaría contando la gracia y el misterio estaría resuelto. En su lugar tenemos que decidir por nosotros mismos si las nubes son de papel o no. Hay una sensación de ambigüedad que nos pide suspender nuestra incredulidad por un momento y entrar en un mundo de sueños. Esto es algo para lo que tengo facilidad y que es difícil de explicar. Saber transmitir el “chiste” me otorga la confianza del cliente.

¿Nos podrías resumir el proceso que sigues desde que recibes un texto hasta acabar la ilustración?

Lo primero que hago es revisar los mensajes con el cliente. Si es una ilustración editorial, hablo con el editor para comprender plenamente el significado del artículo y el mensaje que estoy tratando de ilustrar. Si es un anuncio o una ilustración corporativa, busco saber que tipo de reacción estamos intentando crear en el espectador. Más tarde realizo un montón de bocetos que luego se reducirán a una selección de 2 o 3. Redibujo estos últimos bocetos de una manera más clara y en blanco y negro con la intención de que se parezcan a la pieza final.
Normalmente uno de ellos es seleccionado y me dispongo a la realización final. Corto el dibujo en Amberlith (una especie de acetato, se muestra en la imagen siguiente) y lo escaneo en monocroma en el ordenador. Finalmente lo coloreo con Photoshop.

Craig Frazier. Proceso de trabajo con Amberlith y resultado final. 2009

Craig Frazier. Proceso de trabajo con Amberlith y resultado final. 2009

Has trabajado para diversos ámbitos de la ilustración como la prensa, la publicidad o el libro infantil, ¿en cuál de ellas te sientes más cómodo y porque?

[pullquote]“Ilustrar se parece mucho más a un esfuerzo atlético por el que te tienes que levantar y practicar, básicamente la misma cosa, todos los días. Al final vas mejorando en ello”[/pullquote]Me siento igual de cómodo en todos los campos de la ilustración. Cada uno tiene matices que los hacen experiencias ligeramente diferentes. El ámbito editorial es más variado en su contenido y por lo general requiere un trabajo y unas decisiones rápidas. Tanto en el Wall Street Journal como en el New York Times tienen plazos de entrega muy cortos y directores de arte que trabajan con rapidez. Me gusta esa energía de trabajar tan rápido.
Tanto con las empresas como en la publicidad tienes que ser más intencionado y cuidadoso, cosa que es a su vez bueno y malo. Estos tipos de trabajos suelen intentar crear una ventaja competitiva para la compañía. Me gusta trabajar con escritores y proyectos que intentar cambiar las percepciones.
El trabajar para empresas de cualquier escala me da la oportunidad de participar en la imagen general de la compañía, cosa que es un reto muy satisfactorio.
El álbum infantil es el ámbito con más diferencias respecto a los demás porque son ediciones autogeneradas y requieren de mucho tiempo para que salgan bien. Es el trabajo que exige más paciencia. También son productos más duraderos y el resultado es muy satisfactorio.

¿Cuáles son las mayores diferencias entre trabajar para grandes empresas corporativas y pequeños clientes? A través de esta reflexión, ¿podrías decirnos qué ventajas y desventajas tienen?

A menudo las grandes empresas son muy cuidadosas debido a los intereses financieros que deben proteger. Por lo general trabajo con estudios de diseño contratados por ellas, cosa que supone servir los intereses de ambas partes.
En una economía en crecimiento, tanto los estudios de diseño como sus clientes son más atrevidos y ambiciosos con el mensaje a transmitir. En una economía débil, ambos andan con cuidado y eso se traduce en ilustraciones menos interesantes.
Dicho esto, también suelo trabajar directamente con grandes empresas y la cadena de mandos es mucho más corta. También he trabajado para empresas durante un largo período de tiempo, por lo que te prestan mayor confianza y al final el trabajo realizado es de mejor calidad, y todo lo que rodea a un buen trabajo se realiza.
Las grandes empresas tienen presupuestos más grandes ya que tienen un público más amplio al que alcanzar. Las pequeñas empresas pueden ser muy emocionantes ya que suelen trabajar muy rápido y tratan de entrar con fuerza en el mercado.
A veces, si tengo suerte, necesitan una idea nueva para presentarse de una manera fresca y nueva.

Craig Frazier. Safeco. 1997

Craig Frazier. Safeco. 1997

Craig Frazier. Navigant. 2009

Craig Frazier. Navigant. 2009

Craig Frazier. Mastercard. 2004

Craig Frazier. Mastercard. 2004

Craig Frazier. Navigant. 2012

Craig Frazier. Navigant. 2012

Cuéntanos cómo es una jornada de trabajo para Craig Frazier.

Estoy en mi estudio de 9:00h a 18:30h. de lunes a viernes. Rara vez trabajo por las noches o en fin de semana. Mi estudio está a 5 minutos de mi casa por lo que no pierdo mucho tiempo en los trayectos. Me paso los días saltando de proyecto en proyecto, pasando desde proyectos con plazos de entrega inmediatos a proyectos para empresas con plazos largos, pasando por proyectos de libros.
Tengo una asistente, Joni, que mantiene las consultas y gestiona el negocio. Ella está conmigo desde hace casi 20 años y es mi mejor abogada. Trabaja en todos los aspectos del negocio, desde contratos y facturas, a buscar nuevos clientes y proyectos.
Hablamos con regularidad durante toda la jornada sobre las propuestas que va encontrando o sobre objetivos a largo plazo que queremos cumplir en el estudio.[pullquote]“No hay día que pase en el que no termine mirando alrededor de mi estudio buscando si he hecho algo nuevo y si ese algo es bueno”[/pullquote]No tengo una gran cantidad de rutinas establecidas que se salgan de responder mails y cumplir los plazos de entrega. Ilustro para los encargos y todas aquellas cosas que creo que pueden convertirse en libros o productos. Trato de prestar atención al diseño y a qué hacen los estudios y las agencias para buscar oportunidades. Mantengo mi página web y he estado probando Facebook últimamente.
Creo que es importante estar constantemente promocionando mi trabajo, ya sea con mails publicitarios, ideas para la web, concursos o posters. Todo ese esfuerzo tiene que compaginarse con hacer tu trabajo. En muchos aspectos está muy conectado, por lo que me sirve para saltar de un proyecto a otro.
No hay día que pase en el que no termine mirando alrededor de mi estudio buscando si he hecho algo nuevo, y si ese algo es bueno.

¿Qué relación crees que  hay entre un ilustrador conceptual y un inventor?

Creo que hay un cierto grado de fantasía y de suspensión de incredulidad en los dos. Tu tienes que tratar de desafiar las convicciones constantemente y que el resultado siga siendo relevante.
En el centro de ambos trabajos hay un profundo respeto y honor por las buenas ideas.
Como ilustrador conceptual trato de crear un momento en el tiempo que te invite a entrar.
Creo que el inventor tiene un trabajo mucho más duro y con más limitaciones, como la financiación, la fabricación y el largo tiempo de trabajo.
Yo soy capaz de mantener mi impaciencia.

En tu web podemos ver un apartado llamado The Labs en el que podemos leer “Sin clientes, sin reglas, sin fallos”. ¿En qué consiste exactamente? ¿Por qué decidiste llevar a cabo este proyecto y por qué hacerlo público?

Los proyectos que creo en The Labs están generados para mantenerme activo y para forzarme a pensar en líneas que no vienen determinadas por el cliente. También sirve para atraer a fans y a una audiencia que aprecia mis ideas y sensibilidades. Mi esperanza es que este tipo de trabajo inspire a ilustradores y diseñadores para que popongan soluciones interesantes a sus clientes. Estoy intentando crear nuevas formas de pensar en la manera en la que nuestras tareas estan enmarcadas.

Craig Frazier. Cartel promocional 1. 2013

Craig Frazier. Cartel promocional 1. 2013

Craig Frazier. Cartel promocional 2. 2013

Craig Frazier. Cartel promocional 2. 2013

Craig Frazier. Cartel promocional 3. 2013

Craig Frazier. Cartel promocional 3. 2013

Explícanos en qué consiste tu libro The Illustrated Voice, ¿qué has pretendido con él?

Escribí y diseñé la monografía The Illustrated Voice en 2003 como herramienta para jóvenes ilustradores y diseñadores para desarrollar mejor su práctica. Lo creé también para que sirviera como herramienta para informar a futuros clientes de cómo trabajaba y de la naturaleza de la experiencia que yo aporto al trabajo. Sentía que podía aumentar la comprensión y la apreciación de mi trabajo escribiendo y citando ejemplos concretos de mi forma de trabajar, desde los bocetos hasta el final. En este contexto, el objetivo es invitarles a ser clientes de mejor nivel, esos que quieren lo que yo quiero hacer para ellos. No solo un dibujo, sino una idea. La clave es llevar el proceso a la mente de un cliente para avanzar su entendimiento del producto final. Para mi, hay una carrera de desarrollo como diseñador y después un esfuerzo para convertir todo eso de forma focalizada como ilustrador. Una disciplina informando a la otra y creando mi punto de vista particular.

Craig Frazier. The Illustrated Voice. Graphis Press. 2003

Craig Frazier. The Illustrated Voice. Graphis Press. 2003

Hemos visto que, a parte de dedicarte profesionalmente a la ilustración y al diseño, también has realizado diversas animaciones, ¿qué le aporta el movimiento a tus obras?

La animación es caprichosa con mi trabajo. Mis ilustraciones intentan congelar el tiempo cuando algo acaba de pasar o está a punto de hacerlo. La animación puede tender a pedirte que expliques el “chiste” entero y la diversión se puede perder. El equilibrio está en la belleza del movimiento simple, sumada al audio, algo que cambia enormemente la experiencia. Es muy difícil y conlleva mucho tiempo de trabajo. Me gusta hacerlo para los trabajos que lo precisan.

¿Crees que la animación tendrá más presencia gracias al mundo digital?

No estoy seguro. Según mi punto de vista, mucha de la animación está diseñada para smart phones, para verla rápido y sin pensar. Yo estoy más interesado en la visión contemplativa. Mucha de la animación que se hace hoy en día no se basa en la narración de un cuento sino hacer que algo se agite.

Reflexionemos un poco sobre el panorama de la ilustración actual ¿en qué crees que se diferencia de la ilustración de finales del siglo XX? ¿Hacia dónde crees que se dirige a partir de ahora?

A final del siglo XX la economía estaba en auge y la burbuja de la alta tecnología estaba empezando. Las compañías corrían para aparecer en la escena y se trabajaba en cantidad y calidad. El diseño estaba experimentado un rol importante en branding y en crear visibilidad para las nuevas compañías. Todo esto ha cambiado con el actual clima económico. Las compañías siempre han recortado en marketing y publicidad y esta vez no ha sido una excepción. Creo que va a ser muy diferente salir adelante con nuestro clima económico y la desaparición de la tinta tal y como la conocemos. La tinta era un medio más contemplativo y requería soluciones visuales más pensadas. Las experiencias en internet y con los smart phones son cortas y fugaces. A la vez, aparecen muchas oportunidades nuevas para nuevas compañías a través del crow-funding. Existe ciertamente un espíritu emprendedor.
A pesar de lo dicho, no tengo una imagen clara de lo que nos espera, sinceramente.

Craig Frazier. Portada 3x3 Magazine. 2010

Craig Frazier. Portada 3×3 Magazine. 2010

Craig Frazier. Portada United Airlines Magazine. 2000

Craig Frazier. Portada United Airlines Magazine. 2000

Dinos cuáles han sido los autores, tanto dentro como fuera de la ilustración, que más te han influenciado.

Paul Rand, Ivan Chermayeff, Milton Glaser, Leo Lionni, Seymour Chwast, Don Weller, Brad Holland, Folon o Guy Billout.

¿De que te nutres en tus ratos libres?

Me encanta mi trabajo, por lo que tiendo a tener poco tiempo libre. El tiempo no remunerado es consumido por las ideas que intento convertir en proyectos. Tengo otro estudio, y cabaña al mismo tiempo, en la costa norte de California con mi mujer y acabamos de construirla. Ella tiene un estudio de grabado de cobre justo debajo del mío. Ocasionalmente, consigo imprimir en su estudio, algo muy desafiante. Intentamos disfrutar de la serenidad del paisaje durante unos diez días al mes. Disfruto de nuestros museos y galerías locales, MOMA, DeYoung o Palace of Legion Honor. También me encantan esos preciosos momentos que paso con mi hijo en Berkeley y con mi hija en New York.

Craig Frazier. Estudio: The sea ranch, CA

Craig Frazier. Estudio: The sea ranch, CA

Craig Frazier. Estudio: The sea ranch, CA

Craig Frazier. Estudio: The sea ranch, CA

Craig Frazier pregunta:

¿Qué estás haciendo ahora mismo y que te imaginas haciendo en los próximos tres años?

Puedes contestar directamente en los comentarios de esta entrada. ¡Esperamos tu respuesta!

__
Web del autor:
http://craigfrazier.com/

Miguel Montaner
Miguel Montaner
Ilustrador freelance. Desarrolla su profesión colaborando habitualmente en prensa y otros ámbitos de la ilustración. Entre trabajo y trabajo también es cofundador y codirector de Crean.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

  1. David Cerezo

    Después de leer esta entrevista me doy cuenta que no estoy haciendo nada… Pero prometo que esto cambie en los próximos tres años.

    Gracias por esta magnífica entrevista!!

  2. Respondiendo a la pregunta:
    Estoy disfrutando del trabajo que hago y tratando de reflejarlo en él, conociéndome cada día y aprendiendo a plasmarlo de algún modo. En tres años espero conservar este estado y seguir con el mismo entusiasmo.

    Estupendísima entrevista, gracias por esta labor tan genial que estáis haciendo desde CREAN.

  3. Lucía

    Esta entrevista es muy reveladora. Por primera vez alguien ha hablado claramente de las diferencias entre un ilustrador y un diseñador.
    Millones de gracias Crean!!!