Ingredientes para crear un portfolio sabroso

Si estás pensando en hacer un portfolio, Daniel Montero Galán te da las claves para poder crear uno bien gustoso.

|

21 de febrero de 2013

|

Mucho se ha opinado sobre cómo se ha de hacer un portfolio, y es que el tema da mucho que hablar. Se podría generar un extenso debate de sobremesa, que durase hasta altas horas de la madrugada, y es que este asunto puede llegar a desvelarte.

A lo largo del recorrido que he seguido, haciendo, deshaciendo, rehaciendo y deconstruyendo la selección que enseño de mi trabajo, he ido confeccionando una receta que me sirve a la hora de elaborar una carpeta nueva de una manera más sencilla.

Con el ánimo de ayudar a quien realiza su primer portfolio, o para aligerar la tarea del que repite, comparto estos sencillos consejos:

Pon las manos en la masa.

Echa toda la carne en el asador, exigiéndote lo máximo que puedas ofrecer. Ándate con ojo, has de hacerlo a fuego lento o puedes acabar quemado.
Se autocrítico y no te conformes con lo primero que te salga de la manga pastelera. Aunque tampoco conviene que te ahogues en un vaso de agua.

Desabróchate el cinturón.

Ponte cómodo y usa los utensilios que más te gusten para cocinar. Una vez hayas encontrado el procedimiento que te resulte más placentero…

Ponlo a punto de nieve. ¡Dale duro a la muñeca!

Como mejor se aprende a dibujar es dibujando.
Crea muchas imágenes, cuantas más tengas mejor podrás seleccionar entre ellas.
Si no cuentas con suficiente sustancia, haz ficticios de los guisos que te gustaría realizar.

No hagas un revuelto.

Ya tienes las suficientes imágenes para crear tu portfolio, pero a la hora de seleccionarlas le estás dando tantas vueltas a la tortilla que te está quedando un revuelto. Para escoger qué poner y qué quitar, esta indicación te puede facilitar las cosas:
Si dudas de una imagen… ¡Déjala fuera!

Sin empalagar, 10 imágenes es más que suficiente.

Y es que lo bueno, si es breve, dos veces bueno.
Con una selección demasiado extensa puedes producir un empacho.
El interesado que vea la muestra quizás se quede con hambre, pero eso es bueno, porque así repetirá y le puedes dar otra ración.

Ahora Degústalo.

Procura que el contenido sea coherente y las imágenes acordes entre sí. Prueba a ver si tiene un sabor armonioso. No hagas un bocadillo de panceta con flan, vinagre y pimentón…

Déjalo reposar en tu paladar y si el regustillo que te deja es para chuparse los dedos, es que ha llegado la hora para servirlo antes de que se enfríe. Así que… ¡A poner la mesa!

¿Quién viene a cenar?

Es tan importante hacer una buena selección de lo que muestras, como elegir bien a quién se lo sirves. Investiga a tu comensal y dale los platos que sepas que le agradan.

Sírvelo en bandeja.

Utiliza todos los medios que tengas a tu alcance para difundirlo, pero con la mejor presentación posible, usa la vajilla de los domingos.

Es la hora de la digestión.

Que no te cree una úlcera si no te responden a la primera. Si ni siquiera lo hacen a la tercera, es el momento de encender de nuevo los fogones.

Espero que te conviertas en un gran cocinillas.
No quiero endulzar los oídos con palabras empalagosas, ni mostrarte la luz cual led.
Opino que no hay ingredientes secretos, no existen viandas mágicas, pero unos grandes potenciadores del sabor son el empeño y la constancia.
Deseo que estos sencillos ingredientes te ayuden a elaborar una receta muy sabrosa.

Para predicar con el ejemplo, he actualizado mis portfolios. Aquí los podéis degustar: http://www.danielmonterogalan.com/portfolios.html

¡Buen provecho!

Daniel Montero Galán
Daniel Montero Galán
Tengo muchos pajarracos en la cabeza y los traslado al papel mediante mi estilo Rectiforme espiraloide. Ya sea con pinceles o rotuladores, que me gustan más que ha un tonto un lápiz.

9 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

  1. Errata Carmona

    Muy bueno, sobre todo el “¿Quién viene a cenar?”. Ahora nose si ponerme a hacer un portfolio o irme a comer.

    Un saludo

  2. Jaune

    Qué bien escribes, Dani. Es un gusto leer un texto tan ameno y bien pensado.

  3. La mayoría de las veces suele ser más difícil diseñar e ilustrar para uno mismo, que para los demás, ya que siempre se riza más el rizo buscando la perfección absoluta.

    • Totalmente de acuerdo contigo, trabajar para uno mismo es complicado ya que se es el cliente más exigente que existe

  4. laura

    Tu comentario…

    • laura

      Genial, esto se vende sólo..