Manolo Prieto, mucho más que un toro

Detrás de la popular figura del toro de Osborne se esconde uno de los grafistas más relevantes de nuestra historia. Descubre la asombrosa carrera artística de Manolo Prieto.

|

31 de mayo de 2012

|

Manolo Prieto. Dibujo para cartel taurino. Benfecencia de Madrid. 1958

Manolo Prieto. Dibujo para cartel taurino. Beneficencia de Madrid. 1958

En 1915, cuando Manolo Prieto (1912-1991) tenía tan solo tres años, un asma bronquial le impidió jugar con el resto de niños. Sin embargo, este hecho lo convirtió en un observador y un medidor. Dos cualidades que, según sus propias palabras, son básicas para que surja un artista.

El artista surgió, aprendió y creció hasta convertirse en un dibujante excepcional, un magnífico ilustrador, un reputado medallista y un auténtico icono de la historia del diseño gráfico y la publicidad en España.
En este 2012, muy cerca del centenario de su nacimiento (16 de Junio de 1912), repasaremos la trayectoria profesional de Manolo Prieto, uno de los grafistas nacionales más relevantes de mediados del s. XX.

Los que no sepan quién es o solo lo conozcan como el autor del “toro de Osborne”, descubrirán que detrás de la popular figura se esconde un autor con una asombrosa carrera artística.

Inicios

Los primeros pasos de Manolo como dibujante empiezan a los dieciséis años, en el periódico local del Puerto de Santa María (Cádiz), su ciudad natal y donde más adelante iniciaría los primeros estudios formales de dibujo y pintura.
Se presentó en el periódico con una serie de caricaturas de personajes populares en los que el público debía adivinar quien eran. Una innovadora idea que tuvo éxito entre los lectores desde el primer momento.

Manolo provenía de una familia humilde y buen ejemplo de ello fue el momento en que vendió la  bicicleta que le había regalado su abuelo para comprase colores. Gracias a ellos hizo dos exposiciones y con lo que ganó pudo marcharse a vivir a Madrid para seguir trabajando y mantener a su familia.

Sin embargo, el éxito de sus coloridos óleos durante su etapa en Cádiz no haría de Manolo un pintor profesional. La pintura exigía una dedicación que no podía asumir dadas las circunstancias económicas y laborales del momento. Manolo se fue apartando de la pintura hasta terminar abandonándola, aunque nunca se separó del dibujo.

Manolo Prieto. Patio gaditano. 1929

Manolo Prieto. Patio gaditano. 1929

Manolo Prieto. Orquesta de ciegos. 1940

Manolo Prieto. Orquesta de ciegos. 1940

Durante la Guerra Civil su actividad pictórica disminuye, sus cuadros ya no lucen los colores de su etapa juvenil sino que reflejan la oscuridad del contexto social que vivía.
En cambio, Manolo Prieto sí desarrolló sus habilidades para el dibujo. Empezó a trabajar como dibujante en una empresa de publicidad y al estallar la guerra pasó a ser dibujante en el Altavoz del frente. 
La guerra se presentó como un momento difícil al que tuvo que sobrevivir como mejor sabía: dibujando. Tal y como él dijo: por mi profesión de dibujante, en ella no hice más que dibujar y procurar protegerme y proteger a los míos.

Terminada la Guerra Civil y empezada la Segunda Guerra Mundial, Manolo Prieto empezó a trabajar para la Embajada Americana en Madrid ilustrando artículos de prensa con el seudónimo de “Tete”. Más adelante, en 1940, empezaría una fructífera carrera como portadista de la revista literaria Novelas y Cuentos. 
La trayectoria de Manolo Prieto como ilustrador tan solo había empezado, de allí en adelante este autor iría pasando con éxito por distintos terrenos convertido en un verdadero grafista de vanguardia.

Dibujante

Manolo Prieto prefería denominar al dibujo como una ciencia porque, según sus palabras, en la obra de un artista se manifiesta su auténtica y verdadera dimensión de arte, de estudio y de instrumento.

Practicó esta ciencia durante toda su vida de manera casi autodidacta. Siempre consideró la práctica del dibujo al natural como una fuente de constante aprendizaje que le obligaba a observar y agudizar la percepción de su entorno.

Su visión sobre los bocetos también demuestra el enorme valor que otorgaba a este arte. Manolo creía que en los primeros dibujos o bocetos preparatorios era donde se encontraba verdaderamente la intensidad expresiva de la creación, una cualidad más difícil de encontrar en la obra ya realizada.

Maolo Prieto. Borracho

Maolo Prieto. Borracho

Manolo Prieto. Tango (apunte a lápiz)

Manolo Prieto. Tango (apunte a lápiz)

Su inseparable faceta de dibujante le permitió desenvolverse en el mundo de la ilustración dentro de distintos ámbitos. Desde sus inicios como caricaturista, Manolo Prieto llegó a consolidarse como un profesional de prestigio dentro del la publicidad, la editorial, el cartelismo y finalmente la escultura en medallas.

Ilustrador

Si repasamos la obra de Manolo Prieto nos daremos cuenta que, más allá de ser un dibujante y un pintor nato, podemos considerarlo un ilustrador en toda regla.
Su capacidad de comunicación mediante imágenes nos demuestra que supo adentrarse en el oficio dominando distintos registros y adaptándose a las condiciones que se exigían por aquel entonces.

“El artista ilustrador tiene que trabajar de memoria y tener concepto de ilustrador. El que no tenga estas cualidades tiene que adquirirlas”

Manolo Prieto. Preuba para portada en Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Prueba para portada en Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Prueba en huecograbado para portada en Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Prueba en huecograbado para portada de Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Prueba para portada en Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Prueba para portada de Novelas y Cuentos

A continuación encontraréis una selección del extracto de la memoria presentada por Manolo Prieto con motivo de la convocatoria de una plaza de profesor para la asignatura de “Dibujo de Ilustración” en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), el día 11 de Mayo de 1959. Estas líneas ponen de manifiesto su concepción del oficio del ilustrador y como este debe afrontar su trabajo.

¿Dónde dirigir la mirada que no haya pasado por allí antes el artista? El Arte cumplió siempre un fin social y estuvo al servicio de algo. Hoy que vivimos una época de fuerte signo comercial, el artista no debe temer manchar su pureza poniendo su arte al servicio de su época porque en otras épocas lo hicieron y sus obras están en los Museos: los que se resisten e intentan lo contrario, no viven porque marchan de espaldas a la realidad.

El ilustrador, al tener que enfrentarse con temas de la máxima diversidad, ha de poder contar con un extensísimo repertorio de imágenes en su mente, que por ser tantas, no pueden ser retenidas con el necesario detalle. Por eso desde que empezamos con esta especialidad, debemos comenzar la formación de nuestro archivo gráfico
.
El artista ilustrador tiene que trabajar de memoria y tener concepto de ilustrador. El que no tenga estas cualidades tiene que adquirirlas.

Publicista

Manolo Prieto empieza a colaborar en la Agencia de Publicidad “Publicitas” desde 1932 hasta que estalló la Guerra Civil, que dejó una herencia amarga dentro del panorama publicitario nacional. La precariedad económica y el énfasis en el nombre de la marca a anunciar son solo dos ejemplos de un momento poco esperanzador para la publicidad. El momento en que Manolo Prieto entra en la Agencia de Publicidad Azor, en la que más adelante (1947) sería nombrado director artístico y desempeñaría su labor publicitaria durante más de 26 años.

A menudo su concepción de la pieza publicitaria se basaba en: un motivo real, existente, tangible, que origine en el espectador, por medio de una asociación de ideas una sensación determinada.

 

Manolo Prieto. Anís Castellana. 1961

Manolo Prieto. Anís Castellana. 1961

Manolo Prieto. Danone. 1944

Manolo Prieto. Danone. 1944

Manolo Prieto. Boceto para folleto impreso. 1955

Manolo Prieto. Boceto para folleto impreso. 1955

Además del notable dominio de distintos aspectos de la comunicación visual y el diseño gráfico como la composición, la harmonía o la tipografía, los anuncios de Manolo Prieto desprendían una impactante mezcla de humor, elegancia e incluso surrealismo.
A menudo su concepción de la pieza publicitaria se basaba en: un motivo real, existente, tangible, que origine en el espectador, por medio de una asociación de ideas una sensación determinada. Su fórmula para la creación del anuncio fue puliéndose con el tiempo, añadiendo ingenio y creatividad hasta romper con los antiguos cánones y convertirse en uno de los más distinguidos dibujantes publicitarios a nivel nacional.

Cartelista

La vocación de pintor derivó en la carrera Prieto transformándole en un auténtico cartelista de vanguardia. Durante los años 30, Prieto absorbió las influencias de maestros del cartelismo a nivel nacional como Josep Renau, Salvador Bartolozzi, Rafael de Penagos o Germán Horacio entre otros. Más adelante, entrada la Guerra Civil, empieza a colaborar como dibujante en la el Altavoz del Frente, una revista de propaganda republicana.

“El buen cartel debe atraer por su belleza, retener por su intención, convencer por su mensaje, y luego soltar con una sonrisa, si se puede”

 

Manolo Prieto. Renfe. 1953

Manolo Prieto. Renfe. 1953

Manolo Prieto. Marina. 1958

Manolo Prieto. Marina. 1958

Manolo Prieto. Seguros Santa Lucía S.A. 1972

Manolo Prieto. Seguros Santa Lucía S.A. 1972

Manolo Prieto. Feria de primavera de El Puerto de Santa María. 1953

Manolo Prieto. Feria de Primavera de El Puerto de Santa María. 1953

Durante la posguerra, como tantos otros creadores republicanos que permanecieron en el país, Manolo tuvo que atravesar momentos difíciles. La adaptación a las nuevas condiciones no fue tarea fácil pero el ingenio acabó abriéndose camino ante la miseria económica y cultural del momento.

La relación de Manolo Prieto con el cartel va desde los años 30 y dura casi medio siglo.
En 1951 obtuvo el primer premio en el concurso de carteles de “La fiesta de los toros en España” con una pieza que rompe con el conservadurismo del género en cuestión. El autor se enfrentó a la falta de modernidad, al tradicional y aburrido cartel taurino que imperaba hasta entonces. La simplicidad y la concisión fueron dos rasgos (característicos de los anuncios) que presentaba ese primer cartel ganador, con el que el autor tuvo que torear las críticas de los más costumbristas. Pese al desagrado de ese sector, Manolo siguió cosechando premios dentro de la cartelística taurina de la época.
Continuó huyendo de los temas tópicos pero conservó el interés en la teatralidad de las escenas y en captar el movimiento y la tensión del momento. No obstante, sus modernos carteles también se servían de otras antiguas técnicas, básicas en el cartel taurino: el escorzo y el efecto sorpresa.

Manolo Prieto. 1er premio en el concurso carteles de toros de la dirección general de turismo. 1951

Manolo Prieto. 1er premio en el concurso carteles de toros de la dirección general de turismo. 1951

Manolo Prieto. Corrida extraordinaria de la Beneficencia

Manolo Prieto. Gran corrida extraordinaria de la Beneficencia

Manolo Prieto. 1er premio concurso carteles beneficencia Madrid. 1952

Manolo Prieto. 1er premio del concurso de carteles de la Beneficencia de Madrid. 1952

Manolo Prieto desarrolló como cartelista un lenguaje propio, variado pero muy coherente.
La síntesis en las formas y estructuras de sus carteles desprendían una fuerza visual asombrosa. Demostró conocer las claves comunicativas para que la lectura de estos fuera fácil e instantánea. Según sus propias palabras: el buen cartel debe atraer por su belleza, retener por su intención, convencer por su mensaje, y luego soltar con una sonrisa, si se puede.

Su trayectoria como cartelista no solo incluye una amplia variedad temática (carteles de ferias, turísticos, publicitarios, conmemorativos…) sino que cuenta con una enorme colección de premios a nivel nacional.

Portadista

Una de las facetas más importantes de Manolo Prieto como ilustrador fue la de portadista.
Su labor como tal estuvo dedicada básicamente a la segunda etapa de la revista Novelas y Cuentos (desde 1942 hasta 1959). Una publicación de literatura universal con el objetivo de poner la cultura y el entretenimiento al alcance de todos.

Durante diecisiete años Manolo se ocupó prácticamente en exclusividad de realizar las portadas de dicha publicación. Aunque estas siempre tenían un marcado esquema respecto a la situación de la tipografía, Manolo Prieto supo salirse de la antigua fórmula. En la primera etapa de la revista (anterior a la Guerra Civil) todas las portadas presentaban un retrato dibujado del autor de la obra. Más adelante, la publicación disminuyó de formato y poco a poco Manolo Prieto fue sustituyendo los retratos por dibujos suyos.

Manolo Prieto. Portada para Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada para Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada para Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

Manolo Prieto. Portada Novelas y Cuentos

La rapidez con la que tenía que trabajar (según sus palabras, a menudo dibujaba mientras su mujer le leía el cuento) esas portadas demuestran una vez más su maestría para la síntesis y su asombroso domino de las formas respecto al dibujo.
La escasez de medios obligaba a usar dos o tres tintas como mucho, generalmente negro y rojo más otra, siempre sobre fondo blanco. Es precisamente esa sobriedad técnica la que dota a estas portadas de un carácter y una fuerza que destacó sobre el resto de publicaciones de la época. La mancha y la línea conviven dentro del formato haciendo que hoy en día el estilo de estas portadas siga pareciéndonos moderno.

En 1959 termina la relación entre Novelas y Cuentos y el autor, siendo de los últimos ilustradores a la vieja usanza dentro de la industria editorial española.
Entrados los años 60, la ilustración fue perdiendo terreno respecto a la fotografía o el fotomontaje y Manolo Prieto se ve obligado a reinventarse de nuevo.

Finalmente, medallista

En la última etapa de su carrera artística, Manolo Prieto se adentra en el mundo de la escultura para medallas. A finales de los años 50, comienza ha hacer sus primeras exposiciones como medallista, justo cuando termina su colaboración en Novelas y Cuentos. Con empeño, constancia y pasión Manolo Prieto aprende el oficio de escultor de medallas.
Es a principios de los 70, mientras sigue cosechando premios de cartelismo y su toro se encuentra en su mejor momento, cuando comienza su colaboración en “Acuñaciones Españolas S.A.” (Barcelona). Durará allí ocho años, un período en el que sigue cosechando premios, esta vez como medallista. Más adelante entra a trabajar en el Instituto Numismático.

Durante sus últimos años de carrera Manolo Prieto siguió trabajando como un excelente medallista. Un profesional de prestigio reconocido a nivel nacional e internacional, que confesó que todo lo hecho anteriormente solo suponía una preparación para este medio, con el que se sentía más pleno.

Manolo Prieto. El encierro

Manolo Prieto. El encierro

Manolo Prieto. Gol

Manolo Prieto. Gol

Manolo Prieto. El manantial de la doncella

Manolo Prieto. El manantial de la doncella

El logo de España

Por último, sería imposible hablar de Manolo Prieto sin mencionar su famoso toro, comúnmente conocido como “el toro de Osborne”.

Resulta curioso saber que en un primer momento el dibujo fue rechazado ya que Osborne consideró que la imagen era más apropiada para una ganadería. Convencido de su futuro éxito, el autor luchó para que lo aceptaran y finalmente accedieron a usarlo a modo de prueba.
La primera silueta (fabricada en madera) se colocó en la carretera Madrid-Burgos y tras algunos cambios, en 1961 se fabrica el primer toro en chapa metálica. Su superficie pasó a ser de 150 m2 frente a sus 40 m2 iniciales.
Tras sobrevivir a dos intentos de retiro por incumplimiento de la ley, el toro de Manolo Prieto consiguió permanecer en su sitio: cerca de las carreteras. Los manifiestos y las firmas escritas en su apoyo ayudaron a la supervivencia de este icono, que más adelante fue nombrado, entre otras cosas, imagen española del Siglo XX.

Manolo Prieto. Original toro Osborne

Manolo Prieto. Original del diseño del toro de Osborne

Manolo Prieto. Figural toro Osborne

Manolo Prieto. Valla publicitaria de el toro Osborne

La potente figura de el toro de Manolo Prieto no solo ha conseguido ser aceptado como parte del paisaje, sino que se ha consolidado como un gran referente dentro del diseño gráfico y la publicidad a nivel internacional, y un auténtico símbolo de cultura española.
La historia de esta imagen ha sobrepasado su intención publicitaria inicial para convertirse en la marca de un país, incluso podríamos decir, en el logo de España.

Tras conocer brevemente la trayectoria de Manolo Prieto en todas sus facetas uno se pregunta porqué es más conocido el toro que el autor.
Manolo Prieto es el nombre de un artista excepcional, una persona que demostró ser un luchador en la vida y un creador apasionado. Su obra nos ha dejado una valiosa herencia, que con el paso del tiempo lo reafirma com un verdadero maestro.

Desde el 2002, la fundación que lleva su nombre y que se encuentra en su Puerto de Santa María natal, se encarga de mantener viva tanto su memoria como su obra. Desde aquí doy las gracias a la Fundación Manolo Prieto por su labor y porque sin ella esto hubiera sido prácticamente imposible.

_
Fuentes:
www.fundacionmanoloprieto.org

Miguel Porlan
Miguel Porlan
Dibujante, ilustrador y cofundador de Crean.

25 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

  1. Quiero felicitarles por esta nueva fuente de información para los usuarios que nos interesan estos temas.
    Los carteles y reportajes son muy interesantes.

    Felicidades

    • ¡Muchas gracias Marga!
      Nuestra intención es seguir publicando este tipo de contenido.
      Nos alegra saber que te resulta interesante.
      Un saludo.

    • Si señor, yo también creo que la obra de Manolo Prieto desprende genialidad y belleza.
      ¡Muchas gracias Santiago!

  2. Manuel Prieto

    Soy el hijo de Manolo Prieto, gracias por escribir una biografía artística tan bonita sobre mi padre en el año de su centenario, gracias.

    • No sabes cuanto me alegra que te haya gustado Manuel.
      La figura de tu padre es digna de esto y mucho más. Espero que no solo se le recuerde durante su centenario, sino que su obra goce para siempre del reconocimiento que merece.
      Muchas gracias a ti por escribirnos y por tu labor en la Fundación Manolo Prieto.

  3. Gracias por una biografia tan estructurada y perfectamente ilustrada. A ver si podemos homenajear a Manolo Prieto como se merece en este centenario.

    Una pregunta:¿ el original del negro que sirvió para “El canto de la tripulación” de Novelas y Cuentos estaba emmarcado en negro o es un montaje que habeis realizado vosotros? ¿Es vuestro este original? ¿Si no es vuestro, de donde ha salido?

    Gracias por todo

  4. Buen trabajo Miguel, siempre es gratificante conocer la obra de artistas, pero en este caso todavía más. Son geniales sus ilustraciones!!
    Un fuerte abrazo y gracias por tu trabajo.

    • Mil Gracias Fer.
      Veo que estás atento a los movimiento de Crean.
      Me alegro de ello y de que te haya gustado la obra de Manolo Prieto.
      Un fuerte abrazo!

  5. Felicidades Miguel! Muy bien hecho, la lectura es fluida y las imagenes están perfectamente escogidas. De la obra de Manolo Prieto me quedo con sus portadas para Novelas y Cuentos. Cada vez me gusta más todo lo relacionado con Crean, me estoy aficionando mucho a todos vuestros artículos. Un abrazo, nos vemos proximamente!

    • Muchas gracias Chema.
      A mi también me encantan sus portadas y me alegra saber que te guste lo que va apareciendo en crean.
      Nos vemos pronto, un abrazo.

  6. Estupendo resumen, ademas me ha recordado mi infancia con las portadas y carteles.

  7. JL

    No veo que hace referencia a sus primeros pasos como artista y estos los dio en al centenaria Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia de su ciudad natal el Puerto de Manta María, siendo su primer profesor Son Juan José Bottaro y Palmer.

  8. Antonio

    La silueta recortada de un toro sobre una loma es una imagen presente en el imaginario colectivo español. Creación original del pintor Enrique Mélida plasmada en su cuadro “Se aguó la fiesta”, esta imagen ha sido ampliamente reproducida en todo tipo de objetos de decoración y publicidad, desde los abanicos pericones de las damas de hace un siglo hasta las camisetas de los actuales hinchas de fútbol. El símbolo del toro ha acompañado a la cultura mediterránea a lo largo de los siglos.

  9. JL

    Sr. Porlan, me permito comunicarme con Vd. nuevamente el lugar de nacimiento del artista es Puerto de Santa María y no santamaría como indica. También le informo que dio sus primeros pasos como artista en una institución de su ciudad natal como es la Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia, fundada en 1900, y que este año le ha dedicado una exposición en el Centro Cultural Alfonso X El Sabio

    • Muchas gracias por la corrección y el aporte de información sobre sus inicios como artista. Disculpe el error, ya está corregido.
      Un saludo.

  10. Luis Calvo

    Excelente y justo artículo, gracias.
    Tengo la inconmensurable suerte de poseer unos tomos encuadernados de, posiblemente, la primera revista española sobre diseño e ilustración “Arte Comercial”. En ella hay múltiples apariciones tanto gráficas como escritas de este gran grafista, de las que disfruto cada vez que la abro.

    • Muchas gracias Luis.
      Quien puediera tener la misma suerte que tú y disfrutar de esas páginas en Arte Comercial… Estoy seguro que las cuidas como a un tesoro.
      Un saludo.

  11. isabel garcia munsuri

    La figura del toro que hay entre Albacete y la Roda tiene la cabeza rota.
    Nosotros lo vimos en Semana Santa, en nuestro viaje a la Manga del Mar Menor, donde tenemos una casa.Ahora que hemos vuelto comprobamos que sigue igual.
    Admiramos esa figura mucho y nos da mucha pena verla asī.
    No sabemos a quien corresponde arreglarla, por eso se lo comunicamos a uds por si nos lo pueden decir.
    Muchas gracias

  12. Buenas…excelente articulo, es justo lo que estaba
    buscando.. me sirvio mucho para entender un poco más en internet, sigue de la misma forma :).

    Adios

  1. Pingback: http://www.nfgraphics.com/manolo-prieto-genio/

  2. Pingback: http://nicefucking.graphics/manolo-prieto-genio/

  3. Pingback: http://blog.elpatitoeditorial.com/2015/11/proyectos-manolo-prieto/